ActualidadPortada

La estrategia científica para reducir el consumo de alcohol

NOTICIAS: 29.12.2022

Se trata de relacionar el conteo de cada bebida consumida con el cáncer, según un estudio del Instituto George para la Salud Global.

 

AUSTRALIA. El consumo de alcohol, sobre todo en grandes medidas y sin control, es un problema que afecta a la sociedad en general por las graves consecuencias que conlleva: desde riesgo de lesiones, enfermedades crónicas o cánceres relacionados. A pesar de las restricciones de edad, en diferentes locales o en la publicidad, se siguen ingiriendo bebidas alcohólicas, sobre todo en fechas señaladas como la Navidad.

Un grupo de científicos del Instituto George para la Salud Global, situado en Australia, publicó un estudio en ‘Science Direct’ en el que parece haber dado con una clave para disminuir el consumo de alcohol. Se trata de señalar a los bebedores que el alcohol causa cáncer y animarles a que cuenten sus bebidas para que reduzcan el número de consumiciones.

«Mucha gente no sabe que el alcohol es cancerígeno; es información importante a la que los bebedores deben tener acceso. Pero decirle a la gente que el alcohol causa cáncer es solo parte de la solución; también debemos brindarles formas de tomar medidas para reducir su riesgo», señala la autora principal del estudio, la profesora Simone Pettigrew.

La científica y sus colegas realizaron un ensayo aleatorio con 8.000 adultos para probar si sus teorías funcionaban y los participantes reducían o eliminaban su consumo de alcohol. Los voluntarios respondieron tres encuestas a través de Internet en un periodo de seis semanas.

Durante el estudio, a algunos de los participantes se les enseñó una campaña del gobierno australiano que informaba de que el consumo de alcohol aumenta el riesgo de padecer cáncer. Otros vieron mensajes simples sobre cómo cambiar sus hábitos de bebida y otros vieron los dos.

Después se midió el efecto que habían suscitado las distintas campañas comparando la cantidad real de alcohol consumido a lo largo del estudio. «Descubrimos que combinar información sobre el alcohol y el cáncer con una acción práctica particular, contar sus bebidas, dio como resultado que los bebedores redujeran la cantidad de alcohol que consumían», afirmó Pettigrew.

De cara al futuro, Pettigrew admite que los resultados obtenidos «brindan nueva evidencia para respaldar la inversión en las formas más efectivas de educación pública para abordar el daño del alcohol en la población».

 

 

Comparte esto:

BIBLIOTECA: Poppers

Entrada anterior

Cannabis medicinal: «Si se hace un modelo muy restrictivo en el que el acceso no sea fácil o rápido, al final el paciente continuará recurriendo al mercado negro»

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad