ActualidadPortada

Positivo en alcoholemia penal por encima de 0,60: ¿qué consecuencias tiene?

0

NOTICIAS: 10.07.2021

Hemos decidido hablar con expertos para que nos cuenten cómo es el proceso penal, cuáles son las consecuencias y otras dudas asociadas con el delito contra la seguridad vial por positivo en alcoholemia superior a 0,60 mg/l

 

 

MADRID. Muchos nos habéis preguntado en diferentes post de Auto10 sobre qué sucede cuando das más de 0,60 en un control de alcoholemia y para contároslo, hemos consultado a varias fuentes judiciales que conocen bien el asunto. Tras conversar con ellos, lo que te vamos a contar no te va a gustar, por lo que te invitamos a que cuando cojas el coche, no tomes una gota de alcohol.

Ahora bien, si eres de las personas que coge el coche frecuentemente con varias copas de más, el riesgo al que te sometes es alto. No solo por aumentar las posibilidades de sufrir un accidente, sino por las consecuencias legales que (si te pillan) esto conlleva. Porque el premio a la inconsciencia es, como mínimo, la retirada del carnet de conducir durante un año.

Comencemos por el principio. Vas con el coche con tres copas de más y te topas con un control de alcoholemia. Soplas y te dicen que has dado más de 0,60. Te retienen junto a tu vehículo y te hacen esperar para realizarte una segunda prueba. Entre ambas, tienen que pasar más de 10 minutos para que esta tenga validez legal. Si das menos de 0,60, has tenido suerte, ya que la sanción se quedará en retirada de puntos y en una sanción económica. Si no es así, te expones a un juicio rápido para la retirada del carnet de conducir.

Antes de echarte las manos a la cabeza durante la segunda prueba, tu deber es agotar todas las vías. Para ello, solicita una prueba extra por sangre. Según nos cuentan, la policía no está obligada a ofrecértela (y no suelen hacerlo), pero en caso de que la pidas, deben llevarte a un hospital para que te hagan la analítica.

Si en esta ocasión sigues dando por encima de la línea que separa la sanción administrativa de la penal, la policía te citará para un juicio rápido, que generalmente es el primer día laborable después de cometer el delito. Es decir, que si das positivo en alcoholemia un martes, el juicio se realizará un miércoles, mientras que si es durante el fin de semana, te tocará esperar al lunes.

Por supuesto, al no estar habilitado para conducir, tu coche irá al depósito municipal y tendrás que recogerlo al día siguiente, una vez recuperes de manera plena tus facultades. La retirada del coche del depósito, ya sea por este motivo o porque la grúa se lo ha llevado por aparcar mal, tienes que abonarla. Los precios son muy dispares: Zamora es la provincia más económica (30 euros), mientras que Zaragoza es la más cara (180 euros).

Una frase que me ha gustado de una de las fuentes consultadas es que un juicio rápido “ni es juicio, ni es rápido”. Es decir, que si esperas sentarte ante un juez, olvídate. Generalmente, el abogado que contrates (su minuta, en estos casos, gira en torno a los 300-600 euros) negocia las condiciones de la sentencia con el fiscal para después darte, como acusado, las condiciones acordadas. Las alternativas son dos: aplazar el juicio o conformar.

Si conformas y aceptas la pena por un delito contra la seguridad vial, que es como se tipifica, las consecuencias son 1 año de retirada de carnet y, a elegir, un complemento: pena de prisión (entre 3 y 6 meses), multa (entre 6 y 12 meses) o trabajos sociales. Conformar tiene “premio”: se reduce un tercio la pena, de modo que la retirada será de ocho meses, así como la multa, los meses de prisión o el tiempo de trabajos que debes realizar para la comunidad. Es la opción a la que se acogen la mayoría de acusados.

Evidentemente, tanto el periodo de retirada como el complemento varía en función de lo sucedido. Si no has cometido ninguna infracción además de conducir ebrio, la sentencia, por lo general, suele ser así, pero si chocas contra algún elemento de la vía pública, la alcoholemia va acompañada de estupefacientes o involucras a peatones u otros conductores, la sanción se agravará en función de los actos acometidos. Incluso puede que vayas a prisión. Todo depende de la situación y los hechos relacionados.

Además, si sufres un accidente, el seguro se desentienden: tendrás que abonar de tu bolsillo las reparaciones de tu vehículo, los daños físicos y materiales ocasionados en otros conductores (si el choque es con otro/s conductor/es) y los destrozos que hayas podido provocar en la vía pública.

Una vez se realice el juicio rápido, debes entregar en el propio juzgado tu carnet de conducir. Con esto te queremos decir que no acudas al juicio solo y en coche, ya que no podrás utilizarlo de vuelta. Si conduces, te enfrentas a otro delito por conducir sin carnet. Utiliza transporte público o pide a alguien que te acompañe.

En caso de reincidencia, las consecuencias se agravan: más tiempo de retirada, decomisión del coche (el estado se queda con él por ser “el arma del delito”) e incluso, prisión.

Me han retirado el carnet de conducir en mi lugar de vacaciones ¿tengo que recogerlo allí?

Otra pregunta habitual que nos hacéis es dónde hay que recoger el carnet de conducir una vez lo recuperes y en qué circunstancias se hace. La respuesta es sencilla: en el mismo juzgado donde te lo retiraron. Un lector de Auto10 nos ha contado que se lo retiraron en Málaga pero vive en otro punto geográfico de España sin especificar. Según nuestras fuentes consultadas, los abogados tienen potestad de solicitar al juzgado el envío del carnet de conducir a un juzgado de tu ciudad de residencia.

En cuanto a las condiciones, el carnet de conducir se devuelve al conductor tal y como estaba antes de su entrega. Es decir, que si tenías 12 puntos, se te devuelve con los mismos, ya que la retirada no la ha realizado la DGT, sino que se ha hecho por vía penal. La única forma de que te retiren puntos es porque la alcoholemia iba asociada a una infracción de tráfico, como saltarse un semáforo. De ser así, ambas cosas se castigarán de forma paralela: por un lado, por vía judicial, la retirada del carnet y por otro, a través de la Dirección General de Tráfico, los puntos correspondientes a la infracción.

También nos preguntáis sobre el curso de recuperación de puntos. Este hay que realizarlo siempre y cuando la retirada del carnet se produzca por haber perdido todos los puntos del carnet tras realizar varias infracciones administrativas. Su precio es de 399,45 euros. Si la retirada se produce por vía penal (exceso de velocidad por encima de lo penal, alcoholemia, conducción temeraria deliberada,…) no será necesario realizar ningún curso, ya que la pena es independiente.

¿Y si me niego a someterme a un test de alcoholemia?

El Código Penal cuenta con un artículo expreso para la negativa a hacerse un test de alcoholemia o drogas. El artículo 383 señala que rechazar someterse a la prueba es un delito penal, castigado con penas de prisión de seis meses a un año y la privación de conducir vehículos a motor entre uno y cuatro años.

Si los agentes reflejan en el atestado que cuando rechazaste realizar el test de alcoholemia mostrabas claros síntomas de ebriedad, un tribunal puede incluso juzgarte por duplicado: por negarte a realizar el test de alcoholemia o drogas y por un delito contra la seguridad vial. Esto trae como principal consecuencia que la pena pueda agravarse aún más.

+ info

Comparte esto:

Las adicciones, la prevención principia en la familia

Entrada anterior

BIBLIOTECA: Guía de DISCORD para padres y madres

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad