ActualidadPortada

Un gran estudio descubre los genes que pueden predecir el consumo de alcohol y tabaco

NOTICIAS: 12.01.2023

En el estudio, han participado más de tres millones de personas con una conclusión que expone que miles de variantes genéticas pueden influir tanto en el consumo de tabaco como de alcohol

 

Sarah Romero

EE.UU. El consumo de alcohol y tabaco está relacionado con aproximadamente el 15% y el 5% de las muertes en todo el mundo, respectivamente, y son factores causales importantes en el desarrollo de enfermedades crónicas como el cáncer o incluso las enfermedades cardiacas. El hecho de que fumemos o bebamos alcohol puede estar influenciado por varios factores, incluidas las situaciones sociales y las políticas de salud pública. Pero sabemos que la genética también es un factor crítico en este aspecto.

Ahora, un equipo de científicos dirigido por la Universidad Estatal de Pensilvania (Estados Unidos) ha realizado un gran estudio genético de datos de más de 3,4 millones de personas a lo largo de 60 estudios (con pacientes norteamericanos, australianos y europeos), y ha dado un paso más al lograr identificar más de 2.300 genes que predicen el consumo de alcohol y tabaco. Según los expertos, la mayoría de estos genes eran similares entre las personas con ascendencia europea, africana, estadounidense y asiática.

Los participantes de los estudios eran descendientes de africanos, norteamericanos y sudamericanos, asiáticos orientales y europeos. Al menos el 20% eran de ascendencia no europea. Estudios anteriores similares que identificaron aproximadamente 400 genes asociados con ciertos comportamientos de consumo tanto de alcohol como de tabaco eran más pequeños y estaban compuestos enteramente por personas de ascendencia europea, comentan los autores.

Analizando el genoma

Para llevar a cabo su investigación, los científicos compararon los genomas de los participantes con sus hábitos de fumar y consumo de alcohol. Evaluaron varios rasgos de consumo de tabaco y alcohol, que van desde el inicio de beber o fumar hasta el inicio del uso regular y la cantidad consumida. Luego, mediante el uso de técnicas de aprendizaje automático, la inteligencia artificial identificó genes que estaban asociados con estos comportamientos. Los resultados sugieren que 2.468 variantes genéticas están relacionadas con el tabaquismo regular, definido como fumar todos los días.

«Ya hemos identificado más de 1.900 genes adicionales que están asociados con los comportamientos de consumo de alcohol y tabaco», expuso Dajiang Liu, profesor y vicepresidente de investigación en el Departamento de Ciencias de la Salud Pública. «Una quinta parte de las muestras utilizadas en nuestro análisis eran de ascendencia no europea, lo que aumenta la relevancia de estos hallazgos para una población diversa«.

El consumo de tabaco está relacionado con aproximadamente el 15% de todas las muertes mundiales. (Pexels)
El consumo de tabaco está relacionado con aproximadamente el 15% de todas las muertes mundiales.

Quizá es el resultado más llamativo del estudio: que los análisis revelaron una sorprendente similitud en los genes relacionados con el consumo de alcohol o tabaco entre diferentes ancestros, con el 80 por ciento de las variantes mostrando efectos consistentes en las poblaciones estudiadas.

Genes asociados

Los investigadores utilizaron el aprendizaje automático para desarrollar una puntuación de riesgo genético que pudiera identificar a las personas en riesgo de ciertos comportamientos de consumo de alcohol y tabaco.

De todas las variantes que identificaron para fumar y consumir alcohol, algunas se encontraban en genes involucrados en la señalización cerebral. El consumo de alcohol, por ejemplo, está relacionado con un gen llamado ECE2 relacionado con el procesamiento de la molécula neurotensina, que regula la señalización de la hormona dopamina que, a su vez, es responsable del sistema de recompensa del cerebro que puede causar adicción. Mientras tanto, la cantidad de cigarrillos fumados diariamente está relacionada con variaciones en un gen llamado NRTN, que influye en la supervivencia de las neuronas que secretan dopamina (la llamada hormona de la felicidad).

«La mayoría de estos genes eran similares entre las personas con ascendencia europea, africana, estadounidense y asiática»

«Es prometedor ver que los mismos genes están asociados con comportamientos adictivos en todas las ascendencias», explicó Liu. «Tener datos más sólidos y diversos nos ayudará a desarrollar herramientas predictivas de factores de riesgo que se puedan aplicar a todas las poblaciones«.

El equipo no evaluó las variantes genéticas que aparecen en menos de 1 de cada 1.000 personas, pero opinan que podría hacerse en el futuro utilizando muestras de mayor tamaño.

Fuente

Comparte esto:

Los videojuegos ‘online’ con más de un jugador, el origen de la adicción

Entrada anterior

La adicción silenciosa

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad