ActualidadPortada

Vinculan el consumo de alcohol en jóvenes con un mayor riesgo de infectarse de covid

NOTICIAS: 29.09.2022

Un estudio realizado en EEUU constata que las mujeres de entre 25 y 28 años que declararon haber bebido en exceso tenían una mayor prevalencia en los contagios

 

EE.UU. Las mujeres de alrededor de 20 años que bebieron con frecuencia durante la pandemia de covid-19 tenían más probabilidades de infectarse con esta enfermedad, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Rutgers (Estados Unidos).

El estudio, publicado en la revista científica ‘Drug and Alcohol Dependence’, ha evidenciado que las mujeres jóvenes blancas y negras de entre 25 y 28 años que declararon haber bebido en exceso (cuatro o más bebidas en una sola vez) tenían la mayor prevalencia de covid-19 entre los subgrupos estudiados.

«Nuestra investigación muestra que cuando las mujeres jóvenes se dan un atracón de alcohol, también están aumentando su riesgo de contraer covid-19. Esto puede deberse a varios factores asociados con el consumo excesivo de alcohol, como el hecho de estar menos atentas al uso de conductas preventivas, como el distanciamiento social, cuando están bebidas», ha comentado Tammy Chung, autora correspondiente del estudio.

El estudio se centró en las mujeres jóvenes, un grupo poco estudiado cuyas tasas de consumo de sustancias están alcanzando o igualando a las de los hombres en la mayoría de las sustancias, porque experimentan una presión financiera desproporcionada debido a la pérdida de empleo y al aumento de las responsabilidades de cuidado.

El estudio analizó siete subgrupos de mujeres jóvenes que mostraban patrones similares de consumo de sustancias antes y durante la pandemia de covid-19. Los grupos incluían a las que consumían pocas sustancias, las que consumían cannabis, las que se emborrachaban, las que consumían cigarrillos o cigarrillos electrónicos combinados con borracheras y otros patrones.

Los investigadores también examinaron las características que se asociaban a estos patrones de consumo de sustancias, como el estatus socioeconómico, el estado de infección por covid-19 y el impacto de la enfermedad en la salud mental y la situación financiera.

Utilizando los perfiles de los subgrupos, los investigadores pudieron comprender mejor cómo se asocian las características personales con los patrones de abuso de sustancias. Los investigadores también descubrieron que las chicas que declararon consumir más de una droga eran más propensas a informar sobre la salud psicológica relacionada con la pandemia y la pérdida de trabajo o de ingresos.

«Las mujeres que declaran consumir varias sustancias justifican la intervención no sólo por el consumo de sustancias, sino que también se beneficiarían de los servicios de salud mental y del apoyo a la pérdida de empleo o de ingresos», ha remachado Chung. 

 

Fuente

Comparte esto:

La «normalización» del tabaquismo en Salud Mental relega su tratamiento

Entrada anterior

La Asociación Vieiro pone en marcha su programa «El Laberinto de las Emociones»

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad