ActualidadPortada

El deporte rompe con los malos hábitos, ¿mito o realidad?

0

NOTICIAS: 01.08.2021

Iniciarse en la práctica deportiva puede ser peligroso si no se llevan unos hábitos de vida saludables. Consejos para disfrutar de un verano saludable

 

MARÍA CASAS

MADRID. Para muchas personas, el deporte, y preferiblemente el que se practica al aire libre, es la vía de escape perfecta para desconectar de las rutinas diarias. Según los expertos, el ejercicio físico es un “antidepresivo” fundamental que aumenta la felicidad y los años vividos.

Concretamente esta es la opinión del doctor Álvaro Aceña Navarro, médico adjunto del servicio de Cardiología de la Fundación Jiménez Díaz (Madrid) y vicesecretario de la Sociedad Castellana de Cardiología.

Este experto señala, en una entrevista para Infosalus, que la práctica deportiva tiene muchos beneficios a corto y largo plazo. Así, Aceña ve el deporte desde cuatro puntos de vista diferentes:

El deporte mejora la resistencia y, por lo tanto, aumenta nuestra capacidad de realizar actividades de la vida diaria como caminar, subir escaleras, cargar peso…

El deporte disminuye los niveles de ansiedad y nos ayuda a relajar. También es favorable para dormir mejor.

En cuanto al campo de la salud, de manera indiscutible, el deporte tiene grandes beneficios: pues disminuye los niveles de glucosa en sangre, mejora el perfil lipídico, disminuye la tensión arterial, mejora la fortaleza muscular, aumenta la densidad ósea y mejora el peso corporal.

En definitiva, la práctica deportiva contribuye en un aumento de la calidad de vida y, por supuesto, de los años que vivimos.

Aceño, que también es profesor asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid insiste en que la practica deportiva puede mejorar otros aspectos de la vida diaria, ya que trae muchos beneficios. Pero una buena rutina deportiva nunca es suficiente si no se mantienen buenos hábitos en la alimentación y la hidratación, así como también en la salud mental.

El peligro de fumar y hacer deporte

El doctor Aceña explica que fumar puede disminuir los niveles de oxígeno, por lo que hace que los músculos trabajen en condiciones de anaerobiosis, y, como consecuencia, traerá un aumento de lesiones.

Este experto de Quirónsalud indica que beber alcohol también “puede condicionar cambios metabólicos con debilidad muscular y lesiones deportivas”, por lo que tampoco es favorable para la práctica de ejercicio físico.

Además, es importante conocer, según recalca este doctor en la citada entrevista con Infosalus, que “el deporte no compensa los malos hábitos”. Es decir, no podemos hacer deporte mucho deporte y luego comer lo que queramos o fumar, sin que esto sea inocuo para nuestra salud.

Según advierte este doctor, hay personas que utilizan el deporte como “medida de desintoxicación de los excesos del día a día”, sin ver los riesgos que esto puede tener.

El deporte y los malos hábitos

Concretamente, el doctor Aceña Navarro explica que todo va unido, e insiste en que, si una persona no tiene unos hábitos de vida saludable, no puede comenzar de la nada a hacer deporte, ya que puede ser peligroso.

De este modo, una persona con unos malos hábitos que quiere iniciarse en el ejercicio físico, deberá ser previamente asesorado por un profesional para no “poner en riesgo su vida”.

“No es lo mismo tener 20 años que 50, pero si eres un varón de más de 45 años o una mujer de más de 55 y tienes malos hábitos de vida o antecedentes familiares de enfermedad cardiaca prematura, lo idóneo seria hacerse un chequeo para conocer tu situación metabólica, tus cifras de tensión arterial y tu función cardiaca antes de empezar a realizar deporte”, aconseja el experto de Quirónsalud.

En definitiva, Álvaro Aceña Navarro, vicesecretario de la Sociedad Castellana de Cardiología, cree que todo es un conjunto de hábitos saludables, ya que practicar deporte no sólo es ponerse ropa deportiva y sudar, sino que es llevar un estilo de vida que nos permita mejorar la calidad de vida, para vivir más años y ser más felices.

Por ello, este cardiólogo asegura que, si dejamos los tóxicos, como el tabaco y el alcohol, y llevamos a cabo una buena alimentación combinada con la práctica deportiva, conseguiremos “mejorar nuestras relaciones sociales, nuestra resistencia, tendremos menos dolores, menos ansiedad y dormiremos mejor”, retrasando también la aparición de enfermedades.

+ info

Comparte esto:

Karla, una historia para amar la vida

Entrada anterior

BIBLIOTECA: Slamming: Guía para la reducción de daños asociados al uso de drogas inyectables en las sesiones de sexo (edición 2021)

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad