ActualidadPortada

Fumar está detrás de un 30% de los cánceres

0
Cartel informativo: Un establecimiento informa de la prohibición de fumar. - FRANCISCO GONZÁLEZ

NOTICIAS: 19.01.2021

Una tercera parte de los tumores diagnosticados se relacionan con el tabaco, que está detrás de hasta un 90% de los localizados en pulmones, los que más muertes causan en España

 

«El hecho de ser fumador incrementa más del doble la probabilidad de tener un coste sanitario elevado», afirma Marcos García, director del Plan Integral de Tabaquismo de Andalucía, cuando se le pregunta por el impacto económico de esta adicción en la sanidad.

Sobre la relación de este producto con una de las enfermedades más temidas en la actualidad por su mortalidad, señala que, «aproximadamente, el 30 % de los cánceres diagnosticados en la población se han relacionado con el consumo de tabaco». En el caso concreto del cáncer de pulmón, explica que entre el 80% y el 90% de los tumores son causados por el tabaco.

Así, este neumólogo destaca que los fumadores tienen un riesgo hasta 30 veces superior que los no fumadores de desarrollar esta enfermedad, detallando que «el simple hecho de fumar multiplica las posibilidades de sufrir un cáncer de pulmón, que varían entre tener 16 veces más posibilidades y tener 40 veces más, dependiendo del tipo de cáncer de pulmón, ya que existen varios». De este modo, subraya que esta circunstancia da lugar a que «un cáncer que es raro que se produzca en las poblaciones que no fuman se convierta en el que más muertes produce en España actualmente».

Otras enfermedades

La Estadística de Defunciones por Causa de Andalucía (los últimos datos son relativos al primer trimestre del año pasado) indica que las enfermedades del sistema circulatorio (33%), los tumores (19,5%) y las patologías del sistema respiratorio (13%) son las principales causas del fallecimiento de mayores de 65 años, mientras que en la población más joven (de 15 a 64 años) estas fueron los tumores (39%) y las enfermedades del sistema circulatorio (20,5%).

El director del Plan Integral de Tabaquismo de Andalucía recuerda que «el tabaco es el principal factor de riesgo cardiovascular» y precisa que presenta una relación dosis-respuesta según la cual «por cada 10 cigarrillos diarios consumidos, se produce un incremento del 18% en el riesgo en hombres y del 31% en mujeres».

En este sentido, abunda en que «fumar apenas un cigarrillo al día lleva aparejado un riesgo de enfermedad coronaria o ictus mucho mayor del esperado: aproximadamente, la mitad del riesgo de los fumadores de 20 cigarrillos al día», por lo que «no hay un nivel seguro de tabaquismo para la enfermedad cardiovascular».

Este experto comenta que «al cabo de dos o tres años después de dejar de fumar, el riesgo cardiovascular es similar al de la población no fumadora», por lo que «se ha comprobado que una política agresiva, no solo contra el consumo (espacios sin humo, evitar el inicio, información…), consigue una disminución significativa de la mortalidad cardiovascular».

Acerca de los efectos del tabaco en la salud, detalla que «produce enfermedades cardiovasculares por su efecto aterogénico, es decir, provoca la aparición de aterosclerosis en las arterias del organismo, incluyendo las arterias de las piernas, de los riñones y del corazón. Este efecto repercute en la coagulación aumentando la viscosidad de la sangre, también incrementa el fibrinógeno y la activación plaquetaria, lo que provoca que aumenten las posibilidades de producirse trombos. Asimismo, aumenta la concentración de colesterol total, haciendo que se oxide y dañe la pared de las arterias, provocando aterosclerosis. Además, el tabaco causa inflamación del endotelio, lo que también causa aterosclerosis», añade.

Los cigarrillos, asimismo, son los principales causantes de las enfermedades pulmonares obstructivas crónicas y están detrás de más del 90 % de los casos. Marcos García destaca que, «al menos, el 40% de los pacientes que sufren EPOC son fumadores» e indica que en estos enfermos el tabaquismo «es especialmente grave, ya que presentan niveles de adicción más altos y encuentran más difícil el poder dejar de fumar».

Preguntado por las otras patologías con las que se relaciona su consumo, apunta que «se asocia a cánceres, prácticamente, por todos los lugares por donde pasa el humo (cavidad oral, faringe, laringe, esófago, tráquea, bronquios, etc.), pero también con otros cánceres en otras localizaciones (vejiga, riñones, colon, células de la sangre…)». Además, hace hincapié en su incidencia en las patologías cardiovasculares, como la cardiopatía isquémica (angina de pecho, infarto agudo de miocardio), los accidentes cerebrovasculares y la vasculopatía periférica (patologías de las arterias).

Por último, este neumólogo llama la atención sobre el hecho de que esta adicción se relaciona con enfermedades inmunológicas «y otras que podríamos pensar a priori que no tendrían relación, como la osteoporosis, las cataratas del globo ocular y la infertilidad tanto en el hombre como en la mujer». Asimismo, manifiesta que «el efecto del humo del tabaco sobre el feto en la mujer embarazada es de gran importancia, incrementando, entre otros, el bajo peso al nacer y el aumento del riesgo de muerte súbita de lactante».

Las medidas

En cuanto a las iniciativas que se desarrollan desde el sistema sanitario para abordar el problema del tabaquismo, el responsable del plan andaluz afirma que la atención se incluye en los servicios de todos los centros de Atención Primaria y muchos de hospitalaria. Esta se realiza en dos modalidades, que son la intervención individual y la grupal, y con dos niveles de intensidad, que son la básica y la avanzada.
De otra parte, entre las actuaciones impulsadas se encuentran los programas de formación e información para niños y jóvenes; iniciativas formativas para los profesionales que atienden a los fumadores e inspecciones para comprobar el cumplimiento de la ley en locales de hostelería. Del mismo modo, se estudian medidas para reducir el consumo de tabaco y evitar que jóvenes y adolescentes se inicien en la adicción, y se investiga el tabaquismo, entre otras actividades.

Fuente: Diario de Córdoba

Matarratas, yeso o heces… con esto se corta la droga que se vende en la Región de Murcia

Entrada anterior

«El tabaquismo es otra pandemia que necesita un plan sanitario»

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad