ActualidadPortada

Cleptomanía

0

NOTICIAS: 30.03.2021

La cleptomanía es la incapacidad recurrente para resistir el impulso de robar objetos que, por lo general, no necesitas y que suelen tener poco valor. La cleptomanía es un trastorno de salud mental, poco frecuente, pero grave que, si no se trata. Puede causar mucho dolor emocional, tanto para quien la padece, como a sus seres queridos.

 

México – La psicóloga Marlen Hernández Graciano nos explica que, la cleptomanía es un tipo de trastorno de control de los impulsos; es decir, un trastorno caracterizado por problemas con el autocontrol emocional o conductual.

Muchos cleptómanos llevan vidas de vergüenza oculta, porque tienen miedo de buscar tratamiento de salud mental. Aunque no hay una cura para la cleptomanía, el tratamiento con medicamentos o la terapia de conversación (psicoterapia) pueden ayudar a detener el ciclo de robo compulsivo.

Por lo general, las personas con cleptomanía presentan estos rasgos o características:

  • Las personas con cleptomanía roban, simplemente porque el impulso es tan fuerte que no pueden resistirlo.
  • Por lo general, los episodios de cleptomanía se producen espontáneamente, sin planificación, ni la ayuda o colaboración de otra persona.
  • La mayoría de las personas con cleptomanía roban en lugares públicos, como tiendas y supermercados. Algunas pueden robar a amigos o conocidos, por ejemplo, en una fiesta.
  • A menudo, los artículos robados no tienen valor para quien padece cleptomanía, y la persona tiene los medios para comprarlos.
  • Los artículos robados suelen esconderse, nunca se usan. Los artículos también pueden donarse, regalarse a familiares o amigos, o incluso devolverse secretamente al lugar de donde fueron robados.
  • Los impulsos por robar pueden ir y venir, o pueden producirse con mayor o menor intensidad a lo largo del tiempo.

Muchas personas que pueden tener cleptomanía no desean buscar tratamiento, porque tienen miedo de que las arresten o las lleven presas. Sin embargo, los profesionales de salud mental no suelen denunciar los robos a las autoridades.

Se desconoce la causa de la cleptomanía. Varias teorías sugieren que ciertos cambios en el cerebro pueden ser la causa fundamental de este trastorno. Se necesita más investigación para comprender mejor estas posibles causas, pero la cleptomanía podría estar relacionada con lo siguiente:

  • Problemas con una sustancia química cerebral (neurotransmisor) que se produce naturalmente llamada «serotonina». La serotonina ayuda a regular los estados de ánimo y las emociones. Los niveles bajos de serotonina son frecuentes en las personas que son propensas a tener conductas impulsivas.
  • Trastornos de adicciones. El robo puede causar la liberación de dopamina (otro neurotransmisor). La dopamina provoca sentimientos placenteros, y algunas personas buscan tener esa sensación gratificante una y otra vez.
  • El sistema opioide del cerebro. Ese sistema regula los impulsos. Un desequilibrio en ese sistema podría dificultar la resistencia a los impulsos.

Los factores de riesgo de la cleptomanía pueden comprender los siguientes:

  • Antecedentes familiares. Tener un familiar de primer grado, como un padre o un hermano, con cleptomanía, un trastorno obsesivo compulsivo o un trastorno de consumo de alcohol u otras sustancias puede aumentar el riesgo de padecer cleptomanía.
  • Tener otra enfermedad mental. Las personas con cleptomanía a menudo tienen otra enfermedad mental, como trastorno bipolar, trastorno de ansiedad, un trastorno de la alimentación, un trastorno por consumo de drogas o un trastorno de personalidad.

Debido a que la causa de la cleptomanía no está clara, aún se desconoce la forma de prevenirla. Recibir tratamiento en cuanto comienza el robo compulsivo puede ayudar a evitar que la cleptomanía empeore y a prevenir algunas de sus consecuencias negativas.

Fuente: El Despertar

Comparte esto:

Así operaban los clanes de tráfico de drogas más activos de Pontevedra

Entrada anterior

Por qué no deberías fumar ni beber alcohol durante el embarazo

Siguiente entrada

También te puede interesar

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Más en Actualidad